Jul 21, 2020 0 Comentario(s)
Post

Claves para tener tu placard o vestidor

Claves para tener tu placard o vestidor

Fuente: https://www.lavoz.com.ar/tendencias/claves-para-tener-tu-placard-o-vestidor

Conceptos. Respuestas a preguntas esenciales. Medidas. Los nuevos herrajes.

HÉCTOR MAGNONE

Martes 21 de julio de 2020 - 10:32 Actualizado: 21/07/2020 - 10:49

De aquel simple ropero que veíamos en la habitación de nuestros abuelos a los vestidores actuales hay un largo camino transitado. La arquitectura y el interiorismo se encargaron de darle protagonismo, y hoy es un referente de la comodidad y el diseño.

Más aún, en el caso de los vestidores se convirtieron en un ambiente más de la casa, que proporciona orden y practicidad al momento de conservar el vestuario. En esta nota, Tendencias acerca ideas para llevar adelante ese sitio donde se puede elegir la ropa sin que todo se desmorone.

¿Quiénes lo usarán?

“Para diseñar un placard o vestidor, como fabricantes y diseñadores de estos espacios lo principal es saber quién lo va a usar, ya que tenemos que brindar lo mejor.  No es lo mismo proyectar para un hombre que para una mujer, o si lo usarán ambos, o bien si estará en la habitación de los niños”, explica Jorge Urizar, de la empresa SQL Amoblamientos.

Según el fabricante, usualmente en el caso de un matrimonio la mujer ocupa como mínimo dos tercios del espacio y las prendas de niño son muy diferentes a las de los adultos. Por eso, es muy importante determinar cuántos y quiénes serán los que lo utilizarán.

Otras preguntas

Según José Manca, del área de diseño de la firma Gallo y Manca, “también hay que plantearse otras inquietudes, como por ejemplo: ¿qué se necesita guardar?; ¿qué tipo de ropa, qué accesorios se disponen?; ¿cuál es la cantidad y forma incorporada de guardado?”

 

A partir de las respuestas a esas preguntas podemos planificar la disponibilidad de espacio, para luego trasladarnos al espacio real y comenzar a tirar las primeras líneas del proyecto.

“Cada hogar es diferente: por ello, para elegir un mueble es esencial estudiar sus espacios, colores y hasta la iluminación”, indica el asesor.

¿Placard o vestidor?

Para decidir que opción es lo que más conviene, se necesita saber qué ofrece cada una de ellas. El vestidor se monta dentro de un espacio abierto que ya existe, mientras que un placard se crea y se puede colocar dentro de una habitación o un nicho.

“Este es el punto más importante, ya que el espacio disponible dictará si puede o no tener un vestidor, si vale la pena sacrificar una habitación para crearlo o si estuvo previsto en el diseño de la casa como tal”, apunta José Manca.

Los vestidores proporcionan un diseño abierto, con fácil acceso y una sensación de ligereza. Generalmente no llevan puertas, por lo que la disposición de la ropa, del equipamiento almacenado y de su organización son los que le dan la apariencia final e influyen en su diseño.

En cambio, los placares siempre cuentan con puertas y permiten ocultar el interior; evitan el desorden aparente y ver lo que hay dentro para el usuario más reservado.

Funcionalmente, un vestidor ofrece un espacio más amplio, con una buena perspectiva a simple vista de todo el vestuario, lo que resulta muy práctico si se dispone de mucha ropa y accesorios. Si lo que se busca es versatilidad, un placard es la solución y el ajuste perfecto, por su movilidad y estructura cerrada. Se pueden cambiar de habitación o usar como divisorios de espacios.

Herrajes y algo más

Al hablar de accesorios, algunos ya vienen listos para colocar y otros se hacen a pedido. Entre los primeros están las pantaloneras, percheros rebatibles, botineros, corbateros y portacintos estándar.

“Los accesorios son piezas de muy fácil colocación, que no requieren mano de obra especializada; por eso, decimos que con unos pocos elementos se puede renovar un placard”, dice Gonzalo Vieites, de la firma Herracenter.  

En cuanto a los herrajes, entre los más usuales están las correderas metálicas para bandejas y cajones, los barrales ovales de colgado, cajones con guías telescópicas soft-closing o push, bandejas extraíbles para zapatos, divisores para accesorios y pantaloneros extraíbles, entre otros.

José Manca agrega que en los cerramientos “se pueden incorporar espejos, vidrios tonalizados o esmerilados. Lo último en tendencias es la iluminación interior con luces led”. 

Finalmente, el material más utilizado es la melamina, particularmente la línea Hilados, que recrea la textura de una tela: se ofrece en colores beige y gris.

Iluminación

Como vimos, el mercado de los accesorios y los herrajes se desarrolló considerablemente, de manera tal que es posible incorporar cualquiera de ellos a todo tipo de vestidores y también en los placares. Entre ellos está la iluminación.

Generalmente, tanto placares como vestidores no suelen ser sectores con mucha luminosidad. Por eso, “hoy es posible incorporar todo tipo de iluminación, sea para la zona de colgado o para estantes” explica Cristian Lamas.

Tip: que sea lo más parecida a la luz natural, para evitar sorpresas a la hora de combinar colores.

 

“Hoy, es posible incorporar iluminación de cualquier tipo, sea tanto en placares como en vestidores, gracias a la tecnología led”, dice Cristian Lamas, titular de Mobiliario Lamas.

 

 

Tendencia

En el interiorismo el estilo industrial llegó para quedarse.

“Los placares y vestidores no están ajenos a eso, y por eso intentamos ponerles momentos a los espacios. Hoy la gente se inclina mucho por la combinación de madera y estructura metálica, especialmente cuando hablamos de los vestidores”, indica Cristian Lamas.

Esta tendencia “se puede aplicar perfectamente a estos nuevos ambientes con materiales de calidad, metales bien soldados para conseguir un producto muy actual y de alta estética”, agrega el asesor.

Tomá medidas

Desde Reno Amoblamientos detallan algunas de las medidas a tener presentes:    

  • 60 centímetros libres requieren las perchas en un placard para que no se rocen las puertas corredizas.
  • 1 y 1,10 metros de colgado corto para pantalones o camisas.
  • De 1,60 a 1,70 metros de altura para trajes y camperas.
  • 1,90 m para tapados, sobretodos o vestidos de fiesta.
  • Dos cajones por usuario para ropa interior.
  • 30 cm de ancho x 45 cm de profundidad para prendas dobladas.
  • 2,10 m es la altura ideal para el equipamiento. El espacio (variable) sobrante hasta el cielorraso será la baulera para guardar bolsos, valijas, cajas con ropa de otra estación o frazadas.

Iniciar Sesión para Comentar